Arata Isozaki Premio Pritzer 2019

Fuente: ARCHDAILY

El premio Pritzker es el más prestigioso reconocimiento internacional que se puede conceder para honrar a un arquitecto. Es considerado como el Nobel de la arquitectura.

Este año 2019 el galardón ha recaído en Arata Isozaki, uno de los arquitectos más sobresalientes de Japón.

Gracias a sus ideas innovadoras y sus increíbles obras, ha influenciado en toda una generación de profesionales dedicados a la arquitectura.

Arata Isozaki nació en Japón en 1931 y durante su infancia sufrió la guerra y la posguerra.

Llegó a la arquitectura tras su formación como ingeniero, lo que le otorga una aproximación y una perspectiva de la arquitectura de la que destaca su afán por comprender cómo funcionan las cosas. No ha seguido las tendencias, sino que ha forjado su propio camino.

Desde los inicios en los 60 con una arquitectura brutalista y posteriormente con obras arquitectónicas con un componente de ingeniería moderna destacable.

Fue discípulo de Kenzo Tanje y fue de los primeros arquitectos japoneses que intercambió conocimientos con occidente y en construir fuera de Japón.

Desde los años 60 tiene más de 100 obras construidas por todo el mundo (Europa, Asia, Australia, América…) siendo algunas de ellas iconos del S.XX. De sus trabajos en España destaca el Palau Sant Jordi de Barcelona, construido con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992, una obra en la que se utilizó un sistema de estructuras (sistema Patadome) que permite desplegar de manera sencilla la cubierta de un edificio.

Fuente: BBC

Los premios Pritzker parecen alternar premios de reconocimiento a una carrera, ya en su ocaso, con otros premios a arquitectos con una obra muy consolidada pero con aún un largo recorrido.